icon-close

TU CESTA

  1. Inicio
  2. >
  3. JOURNAL
  4. >
  5. POR QUE LAS EMBARAZADAS NO PUEDEN COMER QUESO QUE QUESOS SI PUEDEN COMER
ARTÍCULO

Las embarazadas y el queso

Este es un artículo divulgativo. Si tienes dudas, ¡consulta a tu médico!


El queso es un alimento microbiano (como todos los fermentados) lo que significa que evoluciona gracias a la acción de una serie de bacterias que actúan sobre la materia prima y la transforman. Las bacterias que se desarrollan en los alimentos fermentados son beneficiosas para el alimento y para nuestra flora intestinal, sin embargo, al tratarse de un alimento vivo, existe la posibilidad de que se puedan desarrollar (de manera hipotética) bacterias patógenas en el producto, pudiendo hacer del producto un alimento dañino para quien lo consume, especialmente para los grupos de riesgo, como pueden ser niños, personas mayores, embarazadas, o personas con sistemas inmunológicos debilitados.


La listeria monocytogenes es uno de los microorganismos patógenos que pueden desarrollarse en el queso de manera accidental, pudiendo causar la perdida del bebé Normalmente, se recomienda a las embarazadas consumir quesos de leche pasteurizada (pues el proceso de pasteurización elimina una parte importante de la flora bacteriana existente en la leche, limitando la posibilidad de desarrollo de patógenos) o quesos de leche cruda de altas maduraciones, donde existe menos riesgo de desarrollo de patógenos, pues estos se desarrollan potencialmente en entornos húmedos como los quesos mas frescos.


Micrografía electrónica de  bacteria Listeria monocytogenes en tejido. (2002) - Obtenido de la Biblioteca de imágenes de salud pública de los CDC.

 


PASTEURIZADOS FOOTBALL CLUB 

 

Si estás embarazada, es importante que sepas que:


1. Aunque la pasteurización limita la posibilidad de desarrollo de patógenos en la leche, la listeria podría llegar a desarrollarse después de la pasteurización: esto significa que también en quesos pasteurizados existe el potencial riesgo de contaminación, aunque es muy, muy pequeño.


2. Los quesos azules (aunque pasteurizados) no son aconsejables, pues tienen porcentajes de humedad muy altos, por lo que son entornos super apetecibles para las bacterias patógenas.


3. Los porcentajes de probabilidad de desarrollo de estas bacterias son muy pequeños y se dan de forma puntual (0,3 por cada 100.000 habitantes). Aún así, es importante conocer los riegos potenciales del consumo no sólo del queso, como de cualquier alimento que consumamos en periodos concretos de nuestra vida, como puede ser un embarazo.


Desde Formaje, comprendemos la peligrosidad que conlleva y por eso no fomentamos el consumo de queso entre embarazadas. De todas formas contamos con una selección de quesos aptos para embarazadas. Nuestras tablas Quesos para embarazas (1) y Quesos para embarazadas (2) están pensadas para todas esas "mum to be" que se resisten a pasar nueve meses viviendo de espaldas a los lácteos.


DEJA UN COMENTARIO
COMENTARIOS