icon-close

TU CESTA

  1. Inicio
  2. >
  3. JOURNAL
  4. >
  5. COMO PUEDO CONSERVAR EL QUESO EN CASA
ARTÍCULO

Cómo conservar el queso en casa

El queso es un alimento vivo que guarda humedad en su interior, y cuyos matices van perdiéndose cuando el queso se va secando. Por tanto, el objetivo es siempre conservar el grado de humedad óptimo en el queso. Llegado un punto, el queso perderá humedad irremediablemente, por eso te aconsejamos que nunca compres más queso del que puedas consumir en (como mucho) una semana: pasado ese tiempo, el queso dejará de estar en su punto óptimo de consumo. ¡Ojo! eso no significa que no puedas comerlo pasado ese tiempo, pero probablemente haya perdido el carácter y los matices que le caracterizaban cuando lo compraste.

Cuanto más pequeños sean los cortes, más rápido se seca el queso: obvio, ¿no? Para intentar evitar un secado precoz, intenta nunca cortar más queso del que vayas a consumir en el momento: así no tendrás que guardar ‘’trozos pequeños’’ que vayan a terminar olvidados (y secos) en un rincón de la nevera.


Lo ideal, siempre, es precortar el queso lo menos posible: saca la cuña entera del frigo, deja que se atempere durante más o menos media hora antes de consumirlo, ponlo en el centro de la mesa, disfrutadlo, y una vez terminéis, vuelve a guardar la pieza entera en la nevera.




Recuerda que la nevera es un entorno seco y sin humedad: como no queremos que el queso se seque, buscamos aislarlo lo máximo posible del entorno seco del frigorífico: idealmente, envuelve el queso en un papel parafinado (el que te damos en la tienda) pues este papel deja respirar al queso y lo ayuda a preservar la humedad. Siempre es mejor que el film, pues el film no deja respirar al producto y un exceso de humedad también es contraproducente.


Otro envoltorio idóneo es nuestro papel encerado de Wax Atelier, que es en realidad una tela de 100% lino impermeable, transpirable, fácil de limpiar y que puede ser utilizada hasta durante 12 meses.

Cuando tengas el queso en su papel, mételo en un tuper dentro de la propia nevera: así, lo protegerás más y evitarás que el olor del queso se propague por todo el frigo.

DEJA UN COMENTARIO
COMENTARIOS