icon-close
TU CESTA
ARTÍCULO

Cómo cortar el queso correctamente

Todos los comensales se merecen probar la ‘’mejor parte’’: el queso no sabe igual en el interior que en el exterior, pues pierde humedad según nos vamos acercando a la corteza (la parte que está más cerca del contacto con el aire del ambiente). El grado de humedad influye en las características organolépticas del producto (en cómo sabe), así que para intentar que todos los trozos sean equitativos, intenta seguir este esquema de corte:









MESA POR CLARA DÍEZ 

 


Un consejo: lo importante del queso (y de compartir el queso) es disfrutarlo. No te vuelvas loco buscando un corte perfecto.


Te retamos a que, para una experiencia más relajada, ni siquiera precortes el queso. Saca las piezas que tengas, déjalas en el centro de la mesa, prepara un cuchillo al lado de cada queso, y deja que sea cada comensal el que vaya cortando su trozo según le vaya apeteciendo. De esta forma, evitas desperdiciar queso (habiendo cortado más de la cuenta y finalmente tirándolo) y obligas a todos los miembros de la mesa a interaccionar con el producto (¡esto es clave!) y a ‘’trabajarlo’’ antes de llevárselo a la boca.

DEJA UN COMENTARIO
COMENTARIOS